Marketing

¿Qué es el marketing de guerrilla?

Marketing de Guerrila
El marketing de guerrilla es una táctica de marketing en la que una empresa utiliza interacciones sorpresa y/o poco convencionales para promover un producto o servicio. El marketing de guerrilla es diferente al marketing tradicional en que a menudo se basa en la interacción personal, tiene un presupuesto más pequeño y se enfoca en grupos más pequeños de promotores que son responsables de hacer correr la voz en un lugar en particular en lugar de a través de campañas de medios generalizadas.

Las empresas que utilizan el marketing de guerrilla confían en sus promociones directas para difundirlas a través del marketing viral o el boca a boca., llegando así a un público más amplio de forma gratuita. La conexión con las emociones de un consumidor es clave para el marketing de guerrilla. El uso de esta táctica no está diseñado para todos los tipos de bienes y servicios, ya menudo se usa para productos más "vanguardistas" y para dirigirse a consumidores más jóvenes que tienen más probabilidades de responder positivamente. El marketing de guerrilla se lleva a cabo en lugares públicos que ofrecen la mayor audiencia posible, como calles, conciertos, parques públicos, eventos deportivos, festivales, playas y centros comerciales. Un elemento clave del marketing de guerrilla es elegir el momento y el lugar adecuados para realizar una campaña a fin de evitar posibles problemas legales. El marketing de guerrilla puede ser en interiores, al aire libre, una "emboscada a un evento" o experiencial, destinado a lograr que el público interactúe con una marca.

Historia del marketing de guerrilla

El marketing de guerrilla es un producto del cambio a los medios electrónicos del marketing tradicional impreso, radial y televisivo. Fue acuñado por Jay Conrad Levinson en su libro Guerrilla Marketing de 1984. Su objetivo es generar entusiasmo sobre un producto o marca para que aumente la probabilidad de que un consumidor compre el producto o servicio, o hable sobre él con otros compradores potenciales. El marketing de guerrilla puede ser muy rentable para las pequeñas empresas , especialmente si logran crear un fenómeno de marketing viral.

Tipos de marketing de guerrilla

Hay varios tipos de marketing de guerrilla. Algunos ejemplos incluyen:

  • Marketing viral o de boca a boca
  • Sigilo
  • Ambiente
  • Emboscada
  • Publicidad de proyección
  • Astroturfing
  • De base
  • Publicación salvaje
  • Calle
  • Venta minorista emergente

Una campaña de guerrilla comienza con una idea creativa y atractiva, que generalmente involucra no solo el contenido del mensaje, sino su forma. Las sorpresas y los métodos innovadores de comunicación son componentes clave para atraer el interés del consumidor. Por ejemplo, Arkaden, un centro comercial de moda en Gotemburgo, Suecia, desplegó espejos con imágenes de sus modas (en lugar de carteles de modelos de moda), para que los consumidores pudieran ver cómo se veían con la ropa de Arkaden.

Se pueden emplear una variedad de métodos creativos y, de hecho, uno de los principios del marketing de guerrilla es utilizar una combinación de métodos. A menudo se utilizan grafitis (o grafiti inverso, donde una pared sucia se limpia selectivamente), exhibiciones interactivas, encuentros de interceptación en espacios públicos, flash mobs o varias acrobacias de relaciones públicas. Si bien se utilizan diversos métodos, el mensaje de marketing general debe ser coherente. Los avistamientos repetidos del mensaje sorpresa generan interés y el cambio de mensajes para cada truco tiende a confundir o disminuir el interés del consumidor en la marca.

El sorprendente mensaje debería inspirar a los consumidores a compartir su hallazgo con sus amigos. Aquí, la omnipresencia de los teléfonos con cámara funciona a favor del marketing de guerrilla. La táctica tiene que estar lo suficientemente alejada de la publicidad convencional para que los consumidores no la consideren principalmente como publicidad, sino como algo novedoso e interesante por derecho propio. De esa manera, aquellos que estén encantados con el mensaje único lo compartirán. Cada foto de "oye, mira esto" que un consumidor envía a un amigo representa publicidad adicional (gratuita). Y dado que esta publicidad no proviene del vendedor sino de un amigo, tiene más valor. Un evento exitoso genera revuelo o, mejor aún, se vuelve viral. Tener a todo el mundo hablando de su producto es mucho mejor que hablar de su producto con todo el mundo.

Errores de marketing de guerrilla

Con los riesgos inherentes al marketing de guerrilla y el territorio a veces inexplorado por el que viaja, hay varios ejemplos de campañas que han salido mal.

  • En 2007, Cartoon Network promovió un programa colocando letreros LED que se asemejaban a un personaje del programa en todo Boston. Los letreros crearon un susto de bomba y le costaron a Turner Broadcasting (la empresa matriz de la cadena) 2 millones de dólares en multas.
  • En un intento de récord mundial Guinness de 2005, Snapple promocionó sus nuevas delicias congeladas erigiendo una paleta de 25 pies en un parque de la ciudad de Nueva York. Se derritió más rápido de lo esperado, cubriendo el parque con una sustancia pegajosa que requirió que el departamento de bomberos viniera a lavarlo con una manguera.

Entradas Relacionadas