Marketing

¿Qué es el marketing de contenido?

Marketing de contenido
El marketing de contenidos es el enfoque estratégico de marketing que se centra en todas las fases relativas a la planificación, creación y distribución de contenidos destinados al público objetivo de una marca o negocio.

¿Por qué es importante el marketing de contenidos?

Como respuesta a las cada vez menos eficaces y excesivamente agresivas acciones de marketing tradicionales aparece el inbound marketing. Las acciones de content marketing se engloban dentro de esta categoría y utilizan los soportes de comunicación para relacionarse con el consumidor. Además de para aumentar el alcance de la marca, el marketing de contenidos sirve para:

• Educar al consumidor.
• Mejorar la tasa de conversión.
• Entablar una relación de tú a tú con la audiencia.
• Recibir feedback del cliente final de manera inmediata.
• Reforzar los lazos emocionales con el público objetivo a través de un sentimiento de comunidad.

Tipos de marketing de contenidos

En los mensajes que una marca puede lanzar a través del marketing de contenidos hay tácticas diferentes según el tipo de plataforma o formato que se elija y el impacto que se desee tener. Los más frecuentes son:

1. Contenido en redes sociales

Estas plataformas tienen millones de usuarios en todo el mundo. Utilizarlas permite crear un diálogo directo y cercano con el consumidor, a la vez que se segmenta según el tipo de negocio y la audiencia que se desea tener.

2. Infografías

Las infografías no permiten interactuar con la audiencia, pero transmiten el mensaje de forma visual y directa. Pese a no ser exclusivas de las redes sociales, son fáciles de compartir y, como tal, tienen potencial para hacerse virales y llegar a un número elevado de consumidores.

3. Blogs

Esta herramienta de inbound marketing es muy poderosa para compartir información con una finalidad divulgativa, ya sea para convertir lectores en consumidores, informar a nuestros clientes o establecer una relación con la audiencia.

4. Podcast

Sus funciones pueden ser similares a las del contenido del blog, pero en formato audio. Este estilo de contenidos se está poniendo de moda y cada vez más usuarios lo consumen para estar informados o entretenerse.

5. Vídeos

Según una investigación de HubSpot, más del 50 % de los consumidores está interesado en ver vídeos sobre los productos que compran o sobre sus marcas preferidas. Entre los tipos que funcionan mejor, podemos destacar: las demostraciones de productos, tutoriales, vídeos explicativos, anuncios, corporativos, de casos de éxito y blogs de vídeo.

Cómo crear una estrategia de marketing de contenidos

Ahora que ya se han aclarado las distintas formas en las que se puede ejecutar una estrategia de contenidos, solo queda pendiente saber qué pasos hay que dar para que las acciones cumplan sus objetivos y conseguir la eficacia.

1. Establecer metas inteligentes

Estos objetivos deben ser específicos del negocio y orientados a mejorar los KPI estratégicos, según en el momento en el que se encuentre nuestro negocio. Las metas pueden ser incrementar las ventas en general, mejorar la rotación de un determinado producto o la imagen de marca, entre otras.

2. Determinar los KPI

Al igual que se han utilizado los KPI para identificar las áreas de mejora, debemos saber qué indicadores van a reflejar el efecto de las acciones en los resultados.

3. Elegir los canales de contenido

Conociendo los objetivos y la audiencia, se elige la vía más adecuada para hacer llegar el mensaje: redes sociales, blogs, vídeos, etc.

4. Decidir sobre el tipo de contenido

Otra decisión importante para la eficacia de la campaña de contenidos es elegir un formato que sea adecuado para la audiencia para que llegue y que, además, se facilite la difusión.

5. Establecer un presupuesto

Esto es fundamental para toda campaña, ya que ayuda en la toma de decisiones y a medir los resultados en términos de rentabilidad.

6. Crear y distribuir el contenido

Para tener éxito en esta acción, es importante crear un calendario que ajuste cada publicación a los objetivos de la estrategia.

7. Analizar y medir resultados

En el mundo empresarial lo que no se puede medir no existe. Por este motivo, es fundamental realizar un seguimiento de los KPI durante y después de su uso, para cuantificar el efecto.

Siguiendo todos estos pasos y con la planificación adecuada se puede trabajar con éxito el marketing de contenidos; una gran ayuda para alcanzar los objetivos.

Entrada Relacionada:   ¿Qué es el Whatsapp Marketing?

Entradas Relacionadas